QUERÉTARO, Qro., 23 de agosto de 2020.- Ante la pandemia, los fieles se verán obligados a modificar la celebración en honor a Santa Rosa de Viterbo, de ahí que este año no se tendrán bailables ni música, pero sí se mantendrán todos los actos litúrgicos, indicó el vicario general de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril.

En todas las celebraciones eucarísticas se conservarán las medidas de seguridad, enfatizó el también vocero de la Diócesis, quien detalló que el novenario iniciará el martes 25 de agosto y concluirá el 2 de septiembre.

El tres de septiembre, se desarrollará la Santa Misa a las 19:00, seguida, a las 20:00, por el “recital de las rosas”, cantos en honor a Santa Rosa de Viterbo y que van a ser interpretados por primera ocasión.

El 4 de septiembre, el día de la fiesta, será la misa solemne y este año no habrá danzas, banda, castillo, ni “Fiesta del Gallo”, todas manifestaciones masivas de la fe. Las actividades se centrarán en las celebraciones espirituales a efectuarse al interior del templo, pues en él se pude tener control de las medidas sanitarias.

“El día 25 oraremos por los enfermos, luego por la paz, por las familias, el fin de la pandemia por los migrantes, inmigrantes, por los desempleados, por las vocaciones sacerdotales, por los niños, adolescentes y jóvenes y por los prófugos y encarcelados, vamos a orar en la novena, entonces, les invitamos a participar”.

En la misa urgió a orar por el fin de la pandemia, por los sacerdotes, por el Santo Papa y porque este ya designe un obispo para Querétaro.