QUERÉTARO, Qro., 26 de enero de 2020.- La iglesia católica debe permitirse analizar si el celibato corresponde a la realidad del mundo, declaró el vicario general de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril, al hablar de la recomendación que obispos de América del Sur emitieron al Papa Francisco. En la misiva explicaban que al permitir que hombres casados sean sacerdotes, se cubriría la escasez que de ellos existe en la Amazonia.

Al momento, se sigue firme a la propuesta universal de la iglesia, respecto a mantener el celibato sacerdotal, declaró al ahondar que, de permitirse el estudio, este tendría que realizarse de manera exhaustiva

“¿Es un tiempo bueno? Es un tiempo bueno. No hay que tenerle miedo a la reflexión, no hay que tenerle miedo a enfrentar el tema. Hay que hacer un análisis muy serio y, desde luego, esta estructura que tienen la iglesia, que es el Concilio y los Sínodos, son los encargados de dar una decisión”.

En diferentes ocasiones se ha abordado el tema, toda vez que tiene más de dos mil años la iglesia católica, mientras que la vida celibataria se adoptó como medida disciplinar en el Concilio de Elvira, celebrado a inicios del siglo 4.

“A lo largo del tiempo se fue adoptando como un estilo de vida dentro de la iglesia católica y, hasta el momento, la vida celibataria del sacerdote, para nosotros ha tenido una grande aceptación”.

El celibato lo aplica exclusivamente el rito latino, toda vez que otros ritos permiten el matrimonio del sacerdote.

“Estos temas, evidentemente que en diferentes épocas salen a la vista, y cada época los examina. A nosotros, ahora, en esta época, nos toca examinar el tema del celibato de cara a nuestra sociedad, que tenemos ahora, y a las necesidades de la iglesia. Es una reflexión que tenemos que hacer, que profundizar y es una decisión que, finalmente, se tiene que tomar”, indicó al finalizar.