QUERÉTARO Qro., 25 de agosto del 2016.- El marco regulatorio respecto a las inmobiliarias que operan en Querétaro no es suficiente, ni adecuado para proteger el patrimonio de las personas, admitió el secretario de gobierno estatal, Juan Martín Granados Torres.

«Lo primero es tener reuniones con ellos, que es informarles de la voluntad del señor gobernador, de la voluntad de la presente administración, decirles e informarles en donde estamos mal tanto en la ley como en los procedimientos, y que se atenderá la corrección legal y que una vez corregida es corrección legal, una vez que se tenga el marco jurídico que proteja a la población, este se va a aplicar invariablemente a quién sea y en el momento que se requiera. Porque es muy evidente que hay demasiada laxitud normativa y que también durante mucho tiempo hubo demasiada permisión por parte de los responsables de controlar las actividades de este sector», denunció.

De esta forma, anunció que sobre la legislación en esa materia que aprobó recientemente la Legislatura Local, el Gobierno del Estado trabajará en crear una infraestructura de orden normativo secundario.

«Lo que pasa es la legislatura es el marco general, pero sobre esa legislación hay que hacer una serie, una infraestructura de orden normativo secundario que permita que cada uno de los actores y de los diferentes niveles de gobierno puedan operar (…) (el gobierno trabajará) en la parte administrativa», señaló.

Recordó que la indicación del gobernador, Francisco Domínguez Servién, es es regular todos aquellos servicios que impliquen un servicio honeroso y que le reditué economías a los particulares.

«Todas aquellas actividades que representen un tema de mercado deben de ser reguladas y generalmente en protección de las personas y de la población más vulnerable», concluyó.