MARYLAND, EU., 17 de marzo de 2018.- ¿Qué no haría uno por un ser querido? Una profesora de Baltimore, Maryland, Estados Unidos, no lo pensó dos veces a la hora de desembolsar casi 20 mil dólares para salvar la vida a su querido gato Stanley. Los achaques de la edad (17 años) estaban pasando factura al viejo felino que comenzó a experimentar problemas renales este año. Informa Europa Press.

«Stanley, para mí, es un amigo y creo que este amigo mío quería vivir, así que no me importó pagar por la cirugía», contó Betsy Boyd, la dueña, de 44 años, de Stanley a Q13Fox.

Lee más

 

Lo único que Betsy espera ahora es que Stan no rechace el trasplante y dure por lo menos hasta que cumpla 30 años.