QUERÉTARO, Qro., 5 de diciembre de 2017.- El expresidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, aseguró que el tema de la seguridad durante su sexenio se complicó en relación a las anteriores administraciones, debido a que se encontró con un nuevo modelo de narcotráfico.

Durante su visita a Querétaro para la presentación del libro “Los Retos que Enfrentamos”, el exmandatario aseguró que el incremento de la inseguridad no se debió a las políticas gubernamentales, sino a un crimen organizado que ya no buscaba rutas, sino asentarse en los estados.

“La parte esencial, la de miles y miles de muertos, es provocada por la acción de los criminales buscando territorio y disputando violentamente a otros, no es por la acción del gobierno; es muy importante hacer esta distinción”, explicó.

Detalló que el narco tenía bien establecidas sus rutas, pero al entrar a la presidencia estos “chocaron” por la búsqueda de asentamiento, la compra y control del mercado ilegal en cada territorio y la colusión con más autoridades municipales y estatales.

Calderón destacó que se emprendió una depuración desde las policías, uso de inteligencia y tecnología para capturar a quienes eran los grandes capos de su período presidencia.

Finalmente, aseguró que los grandes retos para los siguientes presidentes será consolidar el Estado de Derecho y fortalecer a las Instituciones.