APASEO EL ALTO., 30 de septiembre de 2019.- Una familia conformada por 4 integrantes sufrió un trágico accidente luego de salir de misa y chocar contra otro vehículo en la entrada de la comunidad de Barajas, en Apaseo el Alto.

En el choque frontal murió una niña de 6 años y su papá, de una edad aproximada a los 35 años.

El aparatoso incidente se registró cerca de las 6 de la tarde de ayer, cuando se informó a los sistemas de emergencia 911 de Apaseo el Alto, el choque entre 2 vehículos con varios lesionados, a la altura del kilómetro 23 en la carretera Apaseo el Alto – Tarimoro.

La Policía Municipal y agentes de vialidad acudieron a dicha carretera y en el entronque a la comunidad, a unos 150 metros de la capilla de la Virgen de Guadalupe observaron un vehículo de la marca Toyota, color negro, con daños en la parte frontal e invadiendo los 2 carriles.

A un lado del auto negro, en una zanja los policías observaron un automóvil de la marca Volkswagen, tipo Vocho, color negro mate prácticamente destrozado.

En su interior, en el asiento del conductor y prensado en el volante quedó el cuerpo sin vida del padre de la menor.

En el asiento trasero y recargada en la espalda de su padre quedó sin vida la niña de 6 años de quienes hasta el momento no se tienen más datos.

La madre y esposa de las víctimas cargaba un bebé al momento del impacto quienes no presentaron lesiones de consideración.

Personal de Protección Civil y Bomberos, así como paramédicos brindaron los primeros auxilios a la madre, al bebe y a un hombre quien conducía el Toyota, fueron trasladados a un hospital para recibir atención médica.

En las investigaciones se supo que la familia y el otro conductor se impactaron de frente por lo que el Vocho salió proyectado hacia la zanja y negro quedó sobre el camino.

La carretera fue cerrada por más de 3 horas mientras que Agentes en Investigación Criminal realizaban las indagatorias correspondientes y peritos fijaban y levantaban indicios, para establecer una mecánica del accidente.

Médicos forenses levantaron los cuerpos de padre e hija, y los trasladaron a Celaya, para la necropsia de ley y determinar la causa de muerte.