NUEVO LEÓN, 14 de julio del 2016.- Las altas temperaturas que se registran en Nuevo León ya cobraron su primera víctima, se trata de un jovencito de 13 años que murió de deshidratación. Así lo informa el Excelsior

De acuerdo con los primeros informes, el adolescente comenzó a sentirse mal desde la tarde del miércoles, motivo por el que sus familiares lo llevaron a recibir atención médica a una clínica de la localidad.

El deceso del menor que cursaba el segundo grado de secundaria, se registró  en la colonia Nueva Esperanza, en el municipio de Escobedo, en donde reside una hermana de la madre.

 

Lee más aquí