SAN LUIS POTOSÍ., 10 de abril de 2018.- Una mujer fue detenida por militares en la ciudad de San Luis Potosí,  y retenida ilegalmente en instalaciones castrenses, donde soldados tocaron sus partes íntimas, la obligaron  a practicarles sexo oral y la golpearon.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señaló que la “detención arbitraria” y “retención ilegal”, realizadas en agosto de 2012, son atribuibles a catorce elementos tanto del Ejército Nacional como de la Policía Federal, por ello, dirigió la Recomendación 09/2018 al Secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda; al Comisionado Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia y al Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales en Suplencia del Procurador General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán para reparar el daño a la agraviada conforme a la Ley General de Víctimas.

“En su queja, radicada con el número de expediente CNDH/2/2014/159/Q, la víctima señaló que fue detenida en el domicilio de su entonces pareja sentimental y retenida ilegalmente en instalaciones militares, donde los servidores públicos aprehensores la golpearon, tomaron por los cabellos, la tocaron en sus partes íntimas y fue obligada a practicarles sexo oral”, informó la CNDH en un comunicado.

La Comisión recordó que la víctima además fue presentada a los medios de comunicación de aquel estado antes de ser puesta a disposición del Ministerio Público Federal, pues fue hasta 19 horas después del arresto que la mujer fue trasladada vía aérea a las instalaciones de la SIEDO (ahora SEIDO) de la PGR, mismo lugar en el que, indicó, fue nuevamente golpeada, recibió toques eléctricos “para que declarara” y fue obligada a firmar documentos sin dejar que los leyera antes.

 Lee más aquí