México, 21 de agosto del 2016.- La cuesta de enero puede ser el trago amargo que más reconocimiento tiene en la economía mexicana, pero para aquellos que tienen hijos en edad de estudiar, esta cuesta de agosto también trae consigo serios problemas, sobre todo cuando las condiciones salariales no son las mejores, aunado a un inminente aumento de diversos productos provocado por el aumento en el precio de la gasolina y la electricidad, informó Sin Embargo.

A pesar de la política que el Presidente Enrique Peña Nieto anunció en su primer año de gobierno, que brindaría tabletas electrónicas a estudiantes y docentes (y en la que se invirtieron mil 450 millones de pesos), las listas de útiles escolares publicadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP), aún se concentran en cosas básicas como libretas, lápices, plumas, gomas, sacapuntas y tijeras.

Sin embargo, esas mismas listas no mencionan otros gastos que inminentemente llegarán u otros que ya son casi indispensables para los estudiantes de cualquier nivel escolar. Por ejemplo, hacerse de una computadora exige un gasto de 11 mil pesos, sin contar el gasto mensual para acceder a Internet.

Más información AQUÍ