CIUDAD DE MÉXICO, 10 de enero de 2019.- Ante la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) de declarar como ilegítimo el mandato de Nicolás Maduro en Venezuela, Marko Cortés, dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) calificó de cómplice la abstención de México en dicha consulta.

Por su parte Mariana Gómez del Campo, secretaria de Asuntos Internacionales, comentó que es penoso el Gobierno Federal no señale la situación crítica que atraviesa Venezuela, amparándose en el principio de no intervención.

Señaló además que este gobierno y el de Nicaragua “son los dos modelos que no queremos como Partido Acción Nacional, que nos alcance aquí en México”.

Lee más en Quadratín México