QUERÉTARO, Qro., 10 de julio 2017.- La mayoría de los vecinos de la calle Madero estuvieron de acuerdo con las obras de remodelación que se concretarían en dicha zona, aseguró Marcos Aguilar Vega, presidente municipal de Querétaro.

Lo anterior, luego de que vecinos de dicha vialidad se manifestaran esta mañana e impidieran que las máquinas iniciaran los trabajos para retirar el adoquín, pues, según lo que se reporta algunos medios de comunicación los ciudadanos inconformes argumentan que se trata de un gasto innecesario.

El alcalde señaló que en coordinación con la Secretaría General de Gobierno se hicieron los trabajos de socialización apropiadas para la realización de dicha obra.

“Entiendo perfectamente que pueda haber personas que no compartan la decisión que se tomó por parte de la administración pero esto forma parte de un plan al interior del Centro Histórico que incluye la rehabilitación de espacios (…) les pido a los ciudadanos que si hay alguna postura distinta sean atendidos en la Secretaría General de Gobierno”, dijo.

A pesar de referir que existe apertura al diálogo con las personas inconformes, el alcalde afirmó que las obras de esta vialidad no serán suspendidas puesto que forma parte de un proyecto que responde a la tendencia de peatonización que se está dando en todo el mundo.