QUERÉTARO, Qro., 28 de noviembre de 2021.- El diputado morenista Christian Orihuela Gómez estimó que más del 90 % de los anexos en la entidad carece de un protocolo de actuación definido, incluso de personal capacitado. Se trata de un estudio que se mandó a realizar con personal de la Legislatura.

La situación alcanza tal nivel de riesgo que en un mismo cuarto de 5 metros por 10 y un solo baño se coloca a 20 personas, a quienes se ingresó por sus problemas con las adicciones.

Ninguno de los anexos define cuál es la cantidad de elementos con los que opera ni la cantidad de personas que puede llegar a recibir.

Pese a las inspecciones que puedan llegarse a realizar, los anexos no se reportan ante nadie, ni siquiera se sabe si es cierto o falso si en alguno de esos anexos también se realicen las denominadas “terapias de reconversión”, tal y como se ha llegado a denunciar por activistas de la comunidad LGBTI+.

“En Granjas Banthí (San Juan del Río) acaba de fallecer una señorita (a inicios de noviembre) porque no se le dio la atención necesaria, porque no había el personal capacitado. Esta persona ingresó y a los 2 o 3 días lamentablemente falleció. Queremos evitar eso”.

La declaración la realizó al indicar que ingresó una iniciativa para establecer lineamientos claros para dichos espacios, definir cada uno de los lineamientos por los que deberá regirse, incluso la cantidad de personal calificado en psicología que deberá tener de acuerdo a la cantidad de personas ingresadas.