CIUDAD DE MÉXICO, 16 de julio del 2016.- Esto le paso a una usuaria de la Biblioteca Vasconcelos que a través de su cuenta de Facebook publicó unas imágenes donde se observa a un tipo arrodillado observando imágenes de sexo explícito.

Abril Ciel cuenta que se dirigió con el encargado de seguridad para hacerle saber su indignación a lo que éste respondió que “no es su problema y que no hará nada al respecto”.

 

Lee más aquí