BÉLGICA, 26 de mayo 2017.- La esposa del presidente de EEUU, Melania Trump, y la del francés, Brigitte Macron, estaban llamadas a acaparar ayer todo el protagonismo de la otra cumbre, el programa paralelo para consortes lejos de la reunión de la OTAN en Bélgica. Una agenda paralela entre museos, tiendas de lujo y el Palacio Real en Bruselas. Informa Huffingtonpost.

Sin embargo, cuando llegó la hora de la foto de familia, todos los ojos se desplazaron hacia el marido de Xavier Bettel, el primer ministro de Luxemburgo. Gauthier Destenay fue el único hombre de la imagen, icono de la ruptura que supone que un jefe de gobierno hable abiertamente de su homosexualidad, se comprometa con su pareja y comparta con ella las grandes citas mundiales. Todo un primer caballero entre primeras damas. Ni la norteamericana ni la francesa, ni la turca Emine Erdogan con su pelo cubierto ni la anfitriona, la reina Matilde de Bélgica.

Más información AQUÍ