QUERÉTARO, Qro., 23 de febrero del 2017.- El Poder Judicial de Querétaro consideró que es inviable incrementar las penas en contra de los menores de edad, si estos llegan a cometer un delito.

La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ),Consuelo Rosillo Garfias, consideró que una acción de ese tipo no disminuye los ilícitos, además de que, señaló, es un tema de responsabilidad de los padres de familia.

Esto luego de que se han registrado dos casos, en donde dos menores de edad, han ocasionado la muerte de una persona por manejar en aparente estado de ebriedad y en sentido contrario sobre Bernardo Quintana.

«No tendría una opinión favorable en cuanto al incremento de las penas, porque hemos sabido que el incremento de las penas no aminora la disminución de los delitos», explicó.

Asimismo, la magistrada recordó que las reglas para los adolescentes son totalmente diferentes y que el Estado está sujeto a tratados internacionales. No obstante, recalcó que Querétaro es una de las entidades del país con mayor penalidad para los menores de edad, la cual es de siete años, cuando en otras es de cinco años de internamiento.

«No los podemos incrementar, porque estamos sujetos justamente a esos lineamientos de trato de adolescentes, por lo tanto no podemos hacer una variación», añadió.

Además, Rosillo Garfias indicó que el trato del adolescente en internamiento va encaminado a que el menor recomponga su conducta, por lo que, no generará un antecedente penal.

«De tal manera que cuando él empiece su vida adulta a los 18 años, él empieza limpio, no empieza con antecedentes penales», finalizó.