MÉXICO, 6 de noviembre del 2016.- El impuesto que decretó México a las bebidas azucaradas en 2014 salvará unas 18 mil 900 vidas de adultos de entre 35 y 94 años y reducirá el impacto de la diabetes y otras enfermedades en el país, de acuerdo con un estudio publicado en Estados Unidos, informó Sin Embargo.

El impuesto fue aprobado con mucha reticencia por los legisladores, pero finalmente pasó. Organizaciones civiles denunciaron en su momento una intensa campaña de lobbying por parte de la poderosa industria del refresco, a la que se culpa de la epidemia de obesidad que sufre México, el segundo país en donde el sobrepeso ha hecho más estragos en el mundo.

La investigación, divulgada por la revista especializada PLOS Medicine, es obra de un equipo de científicos dirigido por Kirsten Bibbins-Domingo, de la Universidad de California.

Más información AQUÍ