ESTADOS UNIDOS, 21 DE MAYO 2017.- «La gente no puede imaginarse que haya hombres que sean forzados a casarse, pero es un problema real en Estados Unidos», le dice a BBC Mundo desde Nueva York, Amanda Parker.
«Solemos pensar que el hombre es el perpetrador y que en un matrimonio forzado es la figura dominante, el malo», destaca BBC News.
Pero no siempre es así, señala Parker, una de las directoras de la Fundación AHA, organización que defiende los derechos de las mujeres.
«Investigaciones indican que 15% de los casos involucra a víctimas masculinas», advierte el Departamento de Estado estadounidense.

Leer más aqui