MÉXICO, 15 de febrero 2021.- La pandemia de Covid-19 migró a la educación y el mundo laboral a la virtualidad, lo que destapó una desigualdad tecnológica en diferentes niveles socioeconómicos y regiones de México.

En el país, 63 millones de personas de entre 16 y 65 años, equivalente a la mitad de la población, carece de un nivel de competencias básicas digitales, lo cual se traduce en un analfabetismo digital.

“La pandemia ha ahondado las desigualdades y problemas, falta de inclusión en la educación de México y el impacto en el trabajo no solo se trata de que se perdieron empleos, sino que hemos visto las falencias estructurales como el tamaño del sector informal y precariedad laboral”, comentó Roberto Martínez, director del Centro de la OCDE en México para América Latina.

Esta falta de capacitación nace en las aulas; para noviembre de 2020, al menos 15 países de América Latina cerraron las escuelas y posteriormente apostaron por modelos de aprendizaje híbridos, de acuerdo con datos del Banco de Desarrollo Interamericano (BID).

“Las tendencias de transformación en la educación han obligado a los países a realizar mejoras significativas en sus sistemas de gestión y formación educativa y la inversión en estos dispositivos siguen aumentando, son sistemas que recolectan información de estudiantes, docentes y familia y cada vez más datos están siendo almacenados”, explicó Elena Arias Ortiz, especialista senior de Educación del BID, en conferencia de prensa de C Minds y la Embajada Británica.

Con información de Forbes