CIUDAD DE MÉXICO., 6 de noviembre de 2019.- Guerrero, Baja California, Guanajuato y Chihuahua son las entidades más peligrosas para los niños y adolescentes debido a la violencia y presencia del crimen organizado es esa entidades, según el Índice Estatal de Violencia elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que mide los riesgos para los menores en relación las actividades de grupos criminales.

Baja California Sur, Colima Zacatecas, Nayarit, Oaxaca, Michoacán y Morelos se ubican como entidades con riesgo alto para este sector de la población según el estudio que fue elaborado por la CNDH en colaboración con investigadores de la UNAM.

En la presentación del Estudio niñas, niños y adolescentes, víctimas del crimen organizado en México, en la sede del CNDH del Centro de la Ciudad de México, el primer visitador general de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Ismael Eslava refirió que una de las frecuentes violaciones que impactan la vida de los niños es la desaparición “impune”, de padres, familiares, amigos y compañeros, pues se estima que del 2006 al 2010 la violencia atribuida al crimen organizado impactó directamente a 30 mil niños quienes se quedaron sin cuidados parentales.

Lee más en Quadratín México