QUERÉTARO, Qro., 26 de marzo de 2020.- Los pequeños comerciantes redujeron a una cuarta parte sus ventas derivado de la contingencia Covid 19, y a esa afectación se suma un incremento en el precio de insumos, declaró Rocío Alvarado, presidenta de la Federación de Comerciantes, Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios (Fecopse).

Los insumos que impactan son el limón y el huevo. En el caso específico del limón, el costo se duplicó, pero los comerciantes deben absorber ese incremento, pues ya están afectados con la baja en las ventas que provoca que los ciudadanos no salgan de sus hogares.

El limón costaba a 16 pesos, y actualmente lo adquieren a 30, 32 y hasta 35 pesos, pero ante la baja en las ventas, como quien ella vende aguas frescas, debe absorber el incremento. El huevo costaba alrededor de 24 pesos y ahora está a más de 30 pesos.

“No puedo subirle, de la noche a la mañana al agua, porque sí de por sí las ventas ahorita están muy mal, y que yo me ponga a subirle, menos le voy a vender. Cuando subió el jitomate, el tomate, cuando subieron otras cosas, cuando el (chile) serrano subió demasiado, los que venden comida no le pueden subir de la noche a la mañana el producto… Lo que hacemos es sacrificar ganancias”.

Ante la situación es que los comerciantes ya hicieron un llamado a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que realice inspecciones a los grandes distribuidores.

“Muchas veces van (los inspectores) directamente con los minoritarios y ni al caso. Realmente, donde tienen que hacer un trabajo real es que vayan al proveedor principal”.

Por último sostuvo que quienes incrementan los insumos de manera injustificada creen que los compradores son tontos, pero estos ya no compran en la primera opción, menos ahora, dijo, que con la contingencia tienen más tiempo de comparar precios.