CULIACÁN, Sin., 18 de octubre de 2019.- La detención de Ovidio Guzmán se realizó de manera precipitada por una patrulla de fuerzas federales que en su afán de obtener resultados positivos para detener al hijo del Chapo Guzmán no midió la reacción que podían tener los grupos delincuenciales, señaló el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval.

En conferencia de prensa acompañado por los integrantes del Gabinete de Seguridad, el titular de la Sedena dijo que el despliegue se realizó con la intención de detener a Ovidio Guzmán para cumplimentar una orden de aprehensión con fines de extradición, de esta manera confirmó que no se trató de una acción fortuita.

“El grupo responsable de esta acción en un afán por obtener un resultados positivos actuó de manera precipitada con insuficiente planeación, así como falta de previsión sobre las consecuencia de la intervención , además que omitieron obtener el consenso de sus superiores”, dijo el Secretario de la Defensa Nacional.

Se actuó de manera precipitada porque no se contaba con una orden de cateo, sin embargo los militares y el personal de la Guardia Nacional no consideraron que obtener el permiso judicial para registrar el inmueble tardaría, y llegó primero la reacción de los comandos al servicio de la delincuencia organizada que abrieron fuego, explicó Sandoval.

Lee más en Quadratín México