GUERRERO, 24 de agosto del 2016.- Efectivos de la Policía Federal pertenecientes al 14 agrupamiento se retiraron ayer del municipio de Iguala, Guerrero, a sólo 27 días de que habían retomado la seguridad, y de acuerdo con fuentes extraoficiales fueron transferidos a Chiapas para contener las protestas de los maestros en contra de la Reforma Educativa, informó Sin Embargo.

De acuerdo con las cifras más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Guerrero se sitúa como la entidad más violenta en México. En julio registró una tasa de 35.3 homicidios por cada 100 mil habitantes.

En declaraciones hechas ayer por la tarde en esa ciudad en la parroquia de San Gerardo tras reunirse con familiares de víctimas de desaparición forzada del comité Los Otros Desaparecidos, el Gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó la salida de los policías federales de varios municipios del estado, lo que consideró que “no es algo que vaya a traer beneficios” por la inseguridad que vive la entidad.

Más información AQUÍ