QUERÉTARO, Qro., 28 de septiembre de 2020.-Un grupo de personas piden al Gobierno del Estado que con el cambio al color amarillo en el semáforo epidemiológico los dejen visitar a sus familiares que se encuentran internos en el Centro de Reinserción Social (Cereso) varonil de San José el Alto.

En ese sentido, hicieron la petición formal a la Secretaría de Gobierno Estatal, una vez que, consideraron, con el cambio del color naranja al amarillo y al permitirse la apertura, por ejemplo de bares y antros, podrían tener la posibilidad de mantener contacto directo con sus familiares privados de la libertad en el Cereso.

Recordaron que desde el 18 de marzo, a causa de la contingencia sanitaria, se suspendieron las visitas a sus familiares y que desde entonces han mantenido comunicación vía videollamada que dura de dos a tres minutos.

Por ello, proponen que haya días y horarios específicos para que no haya aglomeración de personas y se apliquen las medidas sanitarias como la sana distancia.

Destacaron que los internos también necesitan convivir físicamente con sus familiares, e que incluso, en los penales de otros estados ya están permitidas las visitas desde mediados de la pandemia.