CIUDAD DE MÉXICO, 3 de septiembre de 2018.- En cumplimiento de lo que establece el artículo 69 de la Constitución Política, el presidente Enrique Peña Nieto rinde por última ocasión de su mandato su Sexto Informe de Gobierno, principal acto de rendición de cuentas por parte del Ejecutivo federal ante el Poder Legislativo y los ciudadanos, que también revela la persistencia de los rezagos y desafíos no superados, a pesar de los esfuerzos realizados.

Desde el Palacio Nacional, el Primer Mandatario detalló el estado general que guarda la Administración Pública del país, hechos que recibieron la mayoría de los ciudadanos desde 2012, respaldados por cifras verificables y cuyo criterio debe ser el principal para evaluar una administración.

Al dar cuenta de la transformación en varios ámbitos de la vida nacional, el Presidente de México refirió el diagnostico claro al inicio de su gobierno, “conocíamos los obstáculos y barreras que impedían lograr el desarrollo pleno del país, así, se refirió al Pacto por México, acuerdo inédito entre las principales fuerzas políticas que permitió concretar su agenda transformadora. El cambio con rumbo que encabezó en 2012, destacó que exigía enfocarse en cinco prioridades: fortalecer las instituciones y combatir con decisión a las organizaciones criminales, reducir los niveles de pobreza, asegurar que los niños reciban una educación de calidad, eliminar las barreras que por años habían obstaculizado el crecimiento económico y proyectar al mundo los valores de la nación actuando con responsabilidad en el escenario internacional», abundó.

Previo a rendir honores al Presidente de la República, quien se desplazó por los pasillos del Palacio Nacional hasta el Patio Central, se llevó a cabo la prueba de sonido de la alerta sísmica, a días de cumplirse el primer aniversario de los terremotos de septiembre de 2017, mismos que quedaron en la historia del país y en la memoria de los mexicanos.

Ataviado de traje negro, corbata platinada que era opacada por la Banda Presidencial, el titular del Ejecutivo federal fue recibido por los presidentes de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, y del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, así como del magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales.

Ante integrantes pasados y presentes que han sido parte de la Administración Federal, del Poder Judicial, dirigentes de partidos y de asociaciones políticas, de organismos militares, navales y empresariales, así como de la sociedad civil y de iglesias y organizaciones religiosas, destacó las reformas estructurales que subrayó fueron medio para avanzar hacia una nación próspera.

El Sexto Informe de Gobierno detalla las diversas áreas de la vida nacional, lo laboral, energética, de competencia económica, hacendaria, financiera, de transparencia, educación, telecomunicaciones, política electoral, mejora regulatoria, entre otras, eje rector de la gestión de gobierno de Peña Nieto a lo largo del sexenio. Según el Presidente Peña Nieto, en 2017, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) calificó al paquete de las reformas de México como el más ambicioso de cualquier país integrante en años reciente.

Continúa en Quadratín México