QUERÉTARO, Qro., 25 de marzo de 2020.-El municipio de Querétaro envió a sus casas a 271 empleados mayores de 60 años, para que puedan laborar desde casa como parte de las medidas de protección ante el Covid-19.

Ana María Osornio, secretaria de administración en la capital, recordó que este número se incrementará, pues se hará lo propio con personas vulnerables como embarazadas o con enfermedades crónicas.

Se destacó que, como parte de las medidas, también se suspendió el checado de ingreso y salida con huella dactilar para los empleados.

“Todos los empleados tienen la obligación de checar su entrada y su salida de manera dactilar, esto se ha cancelado justamente para evitar el contacto físico, se revisa la temperatura corporal de todos los empleados”, indicó.

Estas medidas se han aplicado en delegaciones y centro cívico, donde también se llevan a cabo labores de sanitización.