QUERÉTARO, Qro., 24 de febrero de 2018.- El Comisionado Estatal del Sistema Penitenciario, Miguel Ángel Contreras Alvarez, confirmó que una enfermera del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Juan del Río fue dada de baja y puesta a disposición de la PGR, pues le hallaron tres celulares y una porción de droga.

«Esa es la prueba de que cualquier persona sea quien sea, si intenta introducir de manera ilegal o algún artículo prohibido al centro penitenciario de inmediato será puesta a disposición», recalcó.

Añadió que la enfermera, que llevaba dos años laborando, fue ingresada al Centro de Reinserción Social Femenil, pero obtuvo una libertad provisional bajo el amparo de la ley, por lo que lleva su proceso en libertad.

Al mismo tiempo, señaló que iniciarán una investigación de oficio interna, luego de que familiares de personas privadas de su libertad del penal de San Juan del Río difundieron en redes sociales una queja donde señalan a custodios y subdirectores que les cobran una cuota por hacer uso de teléfonos celulares al interior del mismo.

«Para deslindar alguna responsabilidad si es es que existe», apuntó.

Adicionalmente, Contreras Alvarez, reportó que ya concluyó la construcción de la aduana del Cereso varonil de San José el Alto y que se encuentran en el proceso de adquisición del equipamiento que servirá para evitar el ingreso de droga y celulares.

Además, precisó que este año también se instalarán aduanas en los Ceresos de San Juan del Río y en el Femenil, lo cual ayudará a reforzar la seguridad de estos inmuebles.

En total se invertirán 100 millones de pesos.