CIUDAD DE MÉXICO., 26 de julio de 2018.- El robo de combustible en la Ciudad de México subió 406%, así lo revelan las cifras de Petróleos Mexicanos, que indican que de enero a mayo de este año se identificaron 76 tomas clandestinas, mientras que en el mismo periodo de 2017 sólo se tenían reportadas 15. Tan sólo en los dos días anteriores la Secretaría de Seguridad Pública capitalina reportó otros dos casos.

Hasta mayo, último mes del que cuenta con cifras de este año, marzo fue cuando se reportaron más robos ilegales de ductos que, generalmente, atraviesan por la zona urbana, con 30 casos; el peor mes de 2017 con reportes de este delito fue diciembre, con 24.

Por la Ciudad de México atraviesan cinco ductos que transportan diésel, gasolina y turbosina, que distribuyen el hidrocarburo entre las refinerías. En la capital del país no existen este tipo de instalaciones, sin embargo hay cuatro terminales de almacenamiento y reparto, así como una más en la zona conurbada.
Lee más en El Sol de México