QUERÉTARO, Qro., 20 de agosto de 2020.- Los antreros se enfrentan a una situación muy complicada, ante los varios meses en los que se han visto obligados a cerrar a causa de la contingencia, indicó Emilio Lugo García, presidente de la Asociación y Trabajadores de la vida nocturna.

Al menos el 50% de los 400 agremiados está en riesgo de ya clausurar sus negocios de manera definitiva, si es que no se les permite una pronta reapertura, entre 15 y 20 ya se vieron obligados a dejar los locales que rentaban, declaró al estimar que se han perdido al rededor de 20 mil empleos relacionados con el sector.

Rentas, servicios, incluso sueldos, son algunos de los gastos que deben asumir los dueños de esos negocios, algunos de los cuales tienen hasta 6 u 8 negocios del mismo giro, lo que implica que ya han debido asumir grandes deudas.

Los establecimientos de vida nocturna están en locales en diferentes puntos de la ciudad, incluso en centros comerciales y nunca han dejado de tener obligaciones

Los empleados de dichos establecimientos también pasan por una muy difícil situación, de ahí que para ayudarlos a que pronto puedan regresar a trabajar es que la asociación se sumará a las campañas para regalar cubrebocas y, así, tratar de disminuir las cifras de contagio.