CHIAPAS, 25 de agosto 2016.- Las opiniones están divididas en Chiapas; mientras que algunos padres de familia apoyan al magisterio disidente, otros exigen el regreso a clases. Ante el conflicto y la falta de clases, algunos han optado por reabrir los planteles, pese al cierre que impuso la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Así lo informa Excelsior.

En Tapachula, más de 200 padres del jardín de niños Fray Matías de Córdova y Ordóñez determinaron romper las cadenas y candados de las puertas del plantel.

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, la señora Kelly Almeida, madre de familia, dijo que desde el lunes ya hay clases en ese kínder, sin embargo, las primarias permanecen cerradas.

Lee más aquí