QUERÉTARO, Qro., 8 de enero de 2019.-El director del Sistema Estatal DIF, Juan Pablo Rangel Contreras, informó que el año pasado dos menores que sufrieron abusos de tipo sexual fueron institucionalizados a petición de la Fiscalía General del Estado.

Señaló que los dos casos se registraron en el municipio de Querétaro y que este tipo de delitos suelen registrarse en infantes que tienen entre los cinco y 10 años de edad.

Rangel Contreras, agregó que este tipo de casos son bastantes complicados, por lo que, para darles atención y contención psicológica solicitan apoyo a especialistas expertos en esta materia para trabajar con los niños afectados, e incluso, con las familias.

El director del DIF Estatal, recalcó que del total de niños institucionalizados
menos del uno por ciento ha sufrido abusos sexuales.