QUERÉTARO, Qro., 25 de julio de 2018.- Las empresas Dipsa Movil (Telcel) y AT&T deberán entregar los nombres y domicilios de las personas o empresas titulares de las líneas telefónicas desde donde se originaron las llamadas denostativas contra Andrés Manuel López Obrador, durante la campaña a la Presidencia.

En sesión pública, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó que las empresas deberán entregar esta información al Instituto Nacional Electoral (INE) en un plazo menor a las 72 horas, con el propósito de que la autoridad siga con la investigación que lleva a cabo sobre ese caso.

Los magistrados de la Sala Superior determinaron por unanimidad que no se deberá sancionar a las empresas por su negativa, con anterioridad a entregar la información sobre sus clientes, pues consideraron que las firmas de telecomunicaciones actuaron “temerosas” de violar la ley, en torno a la protección de datos.

Con información de Milenio Diario