CIUDAD DE MÉXICO., 28 de marzo de 2020.- El impacto del COVID-19 ya llevó a la economía mundial a la recesión.

Para Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), la situación será tan mala o peor que en 2009.

«Se espera un rebote de la economía en 2021, pero sólo si logramos contener el coronavirus en todas partes y evitamos que los problemas de liquidez se conviertan en un problema de solvencia”, señaló.

Consideró que naciones en desarrollo necesitarán 2.5 billones de dólares para enfrentar la pandemia.

«A muchas economías emergentes la reducción de la demanda global afecta sus exportaciones, el turismo, la manufactura y en general”, dijo.

El FMI tiene solicitudes de ayuda de 50 países emergentes y 31 de ingresos medios, detalló. Esta cifra, dijo, es una estimación conservadora. “Sabemos que sus propias reservas y recursos internos no serán suficientes”, manifestó.

Continúa AQUÍ