QUERÉTARO, Qro., 2 de agosto 2019.- Es inexplicable la negativa de la Cofepris para avanzar en el tema de licencias para el uso terapéutico de la marihuana, denuncia la Federación Nacional de la Industria Herbolaria y Medicina Alternativa, Tradicional y Naturista (FNIHMATN) en la voz de su presidente, Emmanuel Zúñiga.

Es necesario que la Cofepris dé a conocer de una vez por todas los lineamientos en materia de control sanitario para el uso terapéutico de la marihuana, lo cual ha estado en suspenso desde el inicio de esta administración pese a su legalización en el 2017 y los avances en materia sanitaria logrados en el 2018 con el anterior titular de la dependencia. Su uso como medicamento y también como remedio herbolario será en beneficio de los mexicanos y es por ello que el presidente Obrador está pidiendo cuentas al actual titular sobre el freno impuesto a este tema, agrega el representante sectorial.

“Como el propio López Obrador lo expresó en días pasados: de nada sirve la legalización de esta maravillosa planta de la herbolaria mexicana si la Cofepris sigue negando los permisos para su uso”, dijo.

La Cofepris no está tomando en cuenta las reformas hechas en el 2017 a la Ley General de Salud (artículos 237, 245, 290, 325, bis 245) sobre la autorización para la comercialización, importación y exportación de productos industrializados elaborados con derivados de cannabis como alimentos, bebidas, cosméticos, tratamientos y suplementos alimenticios siempre y cuando no contengan una concentración mayor del 1% de THC (Tetrahidrocannabinol, también conocido como delta-9-tetrahidrocannabinol, es el principal constituyente psicoactivo del cannabis).

Los mexicanos nos estamos perdiendo de los beneficios de su uso medicinal así como en la elaboración de varios productos y también de su derrama económica. El fondo de inversión ‘Privateer Holdings‘ estimó que el mercado mexicano de la cannabis tienen un valor potencial de 1,700 millones de dólares; tan sólo el valor de la mariguana medicinal oscila entre los 600 y 700 millones de dólares.

Son muchos los empresarios interesados en la comercialización de la marihuana. Con su comercialización legal habrá una derrama económica positiva para el país. Por ejemplo: Morena presentó una iniciativa ante el Senado para que los impuestos en la compra y venta de Cannabis se determinen con base en dos objetivos: 1) la protección de la salud pública con énfasis en la reducción del consumo problemático y 2) el desplazamiento del mercado informal.

“De hecho, Morena ha anunciado que presentará una nueva iniciativa de ley para que los principales beneficiados de la producción de la marihuana medicinal sean los campesinos y los pequeños empresarios, y no las grandes empresas, lo cual apoyamos ampliamente”, enfatizó el presidente de la FNIHMATN.

Es inexplicable la actual resistencia de la Cofepris pues existe evidencia científica de los efectos positivos del uso medicinal de la marihuana en padecimientos como dolor crónico, esclerosis múltiple, epilepsia y algunas enfermedades terminales actuando como analgésico, ansiolítico, para aliviar la rigidez muscular o incrementar la sensación de bienestar. Actualmente se realizan estudios para determinar su utilidad en el tratamiento de padecimientos como el cáncer, diabetes mellitus, glaucoma, Alzheimer y esclerosis lateral amiotrófica.

 “Desde la administración anterior, hemos hecho con la Cofepris el compromiso de establecer protocolos de investigación para garantizar su mejor uso. Es por ello que en mayo pasado, firmamos un convenio con el Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud (CIPPS) de la Facultad de Medicina de la UNAM”, informó Zúñiga.

“Aplaudimos -agrega Zuñiga- que el presidente López Obrador inste a la Cofepris a hacer su trabajo para poner en práctica los lineamientos adecuados que no sólo consideren el uso medicinal el cual ya no debería tener ningún candado (medicamentos alopáticos, homeopáticos y herbolarios), sino también para otros usos industriales”.

“Hacemos un llamado al Dr. Novelo y nos ponemos a sus órdenes para asesorarlo -como lo hicimos con la administración anterior- sobre el uso de esta maravillosa planta con base a los estudios científicos que tenemos y que la dependencia desconoce y cuyo uso está ya está autorizado, para que así se pueda avanzar en materia de lineamientos y licencias, esto en beneficio de la economía del país y la salud de los mexicanos”.

Si la intención de las autoridades es el generar un reglamento o lineamientos adecuados -finaliza el representante herbolario-  deben considerar la autorización de la cannabis no solo para su uso terapéutico sino también para su uso en cosmética, alimentos y bebidas. Pero sobre todo, deben empezar ya a dar luz verde para su uso y dejar de frenar ésto que la gente está pidiendo.