QUERÉTARO, Qro. 25 de agosto del 2016.- Se ha descubierto que el arsénico orgánico, que supuestamente es menos dañino y que se encuentra en una variedad de aditivos para el pollo y otras drogas, en realidad se transforma en arsénico inorgánico, lo que causa cáncer, informó Bionatura.

Como resultado, los investigadores del Centro de la FDA para la Medicina Veterinaria y el Centro para la Seguridad de Alimentos y Nutrición Aplicada analizaron los niveles de arsénico en el pollo. Lo que encontraron fueron rastros de arsénico inorgánico en las partes comestibles de la carne de pollo.

Debido a este estudio, muchos de los aditivos que contienen arsénico han sido retirados de los pollos. Estos incluyen 3-Nitro, que se utiliza para aumentar la ganancia de peso, carbarsone, que se utiliza para prevenir la infección, y ácido arsanílico, otro usado para aumentar la ganancia de peso.

A pesar de que muchos aditivos a base de este químico se han eliminado, criadores de pollos comerciales siguen utilizando Histostat, un aditivo para el aumento de peso que contiene arsénico.

Más información AQUÍ