CIUDAD DE MÉXICO, 4 de marzo de 2020. — Con seguir el rastro de posible dinero obtenido ilegalmente por parte del Gobierno federal, ha terminado en la aprehensión y procesos legales en contra de sujetos por casos de trata de personas y pornografía infantil a través de Facebook.

“Todo lo demás es importante pero no deja de ser accesorio”, aseveró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre su principal visión frente al Poder Ejecutivo de acabar con la corrupción.

En la conferencia matutina de este miércoles en Palacio Nacional, aseguró que llegó para transformar, por lo que presentó al titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Santiago Nieto Castillo, quien informó de los avances de investigaciones en sus áreas de competencia.

El funcionario detalló la forma de operar de una red de trata de personas que suma cinco órdenes de aprehensión cumplimentadas.

La forma de operar desde Ciudad de México, Irapuato en el estado de Guanajuato y Tlaxcala, era enamorar a las mujeres para llevarlas a esos lugares o a Guadalajara, Jalisco, para explotarlas sexualmente.

Las niñas de entre 12 y 16 años eran explotadas sexualmente en promedio 30 ocasiones al día, y el dinero obtenido era depositado en efectivo a un tercer sujeto, quien realizaba compras de inmuebles o autos de lujo, entre otras cosas que dejaron el rastro para su detección por parte de la UIF como transferencias internacionales.

El funcionario informó que se bloquearon las cuentas bancarias de siete personas por 52 millones de pesos más 53 millones relacionados de manera indirecta con sujetos relacionados, y con la ayuda de las autoridades y fiscalías, capitalinas y federales, se logró la captura de los presuntos responsables de la red de trata de adolescentes con fines de explotación sexual.

Además, puntualizó un caso similar de operaciones ilegales también se detectó con un pastor de la Iglesia de la Luz del Mundo, en donde se descubrió una red de pornografía infantil donde se engañaba por medio de la fe a las víctimas, por lo que la UIF bloqueó cuentas de seis personas por 359 millones 981 mil pesos.

Lee más en Quadratín México