CIUDAD DE MÉXICO, 31 de marzo de 2020. — El presidente de México Andrés Manuel López Obrador, reconoció que su llamado durante la Cumbre Virtual de Líderes del Grupo de los 20 (G20), no se tomó en cuenta, pues exhortó a evitar una caída más severa en los precios del petróleo que repercute en todas las economías del mundo.

“Lo que hicieron fue desatar aún más la crisis en los precios, un País productor declaró que iba a aumentar el volumen de sus exportaciones, y eso tumbó el precio del petróleo crudo y eso afecta la economía mundial”, dijo durante la conferencia matutina de este martes en Palacio Nacional.

“Aún con eso, que nosotros ya tenemos un plan, que voy a explicar el domingo la decisión fue que mantengamos precios bajos en las gasolinas, por eso de nuevo el llamado a los gasolineros para que no se queden con el excedente o con mayor ganancia o con ganancia indebida, que no se aprovechen de lo que está sucediendo”, aseveró.

Aseguró que la gasolina Magna en el territorio nacional no puede valer más de 16 pesos por litro, incluso resaltó que, “puede venderse a menor precio porque Pemex la está distribuyendo a precios muy bajo porque bajaron los precios de importación de gasolinas”.

Reprochó a sus antecesores que anteriormente en otras crisis económicas, acudían al Fondo Monetario Internacional para endeudarse, así como aumentos en precios de combustibles y otras medidas que afectaban directamente a la economía popular.

Continúa en Quadratín México