ESATADOS UNIDOS., 19 de septiembre de 2020.- El Instituto para la Eliminación de la Pobreza y el Genocidio: Proyecto Sur, presentó una denuncia contra ICE ante el Inspector General del Departamento de Seguridad Interna, por malas prácticas en el centro de detención de Irwin, Georgia, tales como procedimientos forzados de esterilización de mujeres.

Junto con otras organizaciones, señaló que una enfermera denunció que no se hacían pruebas de covid 19 a migrantes detenidos que han tenido contactos con casos confirmados, que se destruían solicitudes médicas de los detenidos, se modificaban sus historiales médicos y, la realización de histerectomías masivas a mujeres migrantes de habla hispana sin explicarles a detalle lo que implicaba este procedimiento.

De acuerdo con el testimonio de la enfermera, mencionado en la denuncia, el personal médico intentaba explicarles a las mujeres a través de traductores de internet o con otros migrantes como intérpretes. Algo completamente irregular.

El Centro de Detención de Irwin, en el que presuntamente ocurrió esto, está en la localidad de Ocilla, en el estado de Georgia. Es un centro de detención para migrantes del Servicio de Migración y Control de Aduanas, que es operado por una empresa privada: LaSalle Corrections.

Ni el gobierno de Estados Unidos, ni el Departamento de Seguridad Interna, ni la empresa privada que opera el centro de detención (LaSalle Corrections) han emitido pronunciamientos contundentes al respecto.

Lee más en Milenio