QUERÉTARO,Qro., 17 de abril del 2019.-La Defensoría de los Derechos Humanos del estado de Querétaro ya tiene en sus manos la queja contra la diputada panista Elsa Méndez Álvarez por considerar que ha intentado violentar la libertad de expresión de los ciudadanos y defensores de los derechos humanos, expresó la activista Maricruz Ocampo Guerrero.

Lo anterior, luego de que la legisladora interpusiera una denuncia ante la Fiscalía General del Estado de Querétaro por considerar que las críticas que acusan falta de laicidad en su actuar obstaculizan sus labores como diputada.

La representante de la sociedad civil que defiende los derechos de la comunidad LGBT, recordó que hace unas semanas fue llamada por la Fiscalía para testificar sobre esta situación, sin embargo, no se le realizaron preguntas específicas ni tampoco se le informó el motivo de la investigación situación que consideró como un acto intimidatorio.

Además la Red Nacional por los Derechos Humanos de las Mujeres condenó estos hechos que, consideran, vulneran los derechos de la actuvista.