QUERÉTARO, Qro., 3 de junio de 2020.- Un grupo de comerciantes del Centro Histórico se reunieron en las inmediaciones del templo del Carmen, donde organizaron una protesta pacífica para pedir la apertura de sus locales comerciales en esta pandemia.

Con las medidas sanitarias como, cubre bocas y sana distancia, los manifestantes aseguraron que buscarán un acercamiento con autoridades estatales, para que les permita operar como a otros negocios, en otras partes de la ciudad.

Y es que dijeron que el cierre comienza a presentarles afectaciones en sus ingresos, por lo que vieron la necesidad de reiniciar actividades.

Apuntaron que están dispuestos a tomar las medidas sanitarias en la apertura, pues su intención es seguir generando ingresos para llevar a sus hogares.