ALEPO, 30 de octubre del 2016.- En el tercer día de combates de los grupos rebeldes que tratan de romper el asedio impuesto por el gobierno sirio, 38 civiles fueron abatidos por disparos, informó Publimetro.

Según medios estatales, los rebeldes fueron acusados este domingo de esparcir «gas tóxico», donde reportaron 35 casos de asfixia en un barrio controlado por el gobierno.

Una coalición de rebeldes islamitas y de yihadistas lanzaron este viernes una ofensiva desde el exterior de la ciudad, en su flanco oeste, para poner fin al impuesto hecho por las fuerzas de Bashar al ASsad a los barrios del este, controlados por los insurgentes. Desde 2012, la segunda ciudad de Siria y ex capital económica está dividida entre los barrios del este, en manos de los rebeldes, y los controlados son por el régimen de Al Asad, en el oeste.

Más información AQUÍ