SIRIA, 07 de enero del 2017.- Un coche bomba estalló el sábado en un concurrido mercado de una ciudad siria bajo control rebelde a lo largo de la frontera con Turquía y murieron al menos 43 personas, informaron activistas de la oposición siria y rescatistas.

 La explosión en el mercado central de Azaz, una ciudad fronteriza en la provincia norteña de Aleppo, causó daños en un edificio del gobierno y un tribunal. Rami Abdurrahman, del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, dijo que entre los muertos había seis combatientes de la oposición. Dijo que los explosivos fueron colocados en un camión cisterna de agua o de combustible, lo que explica la magnitud de la explosión y la cifra de víctimas.

Lee la nota completa en Publimetro