QUERÉTARO, Qro., 5 de febrero de 2020.- El pasado lunes los operadores de taxis amarillos, armaron un zafarrancho y posteriormente una manifestación, contra los conductores de taxis ejecutivos, los días siguientes días continuaron con diversas agresiones.

El lunes por lanoche se suscitó una pelea entre operadores de unidades de alquiler y un operador de taxi ejecutivo, a quien, de acuerdo a testigos, varios sujetos le obstruyeron el paso y lo bajaron para golpearlo, argumentando que se trataba de un Uber, por lo que decidieron manifestarse y cerraron la entrada a la Terminal de Autobuses de Querétaro, colocando algunas unidades para obstruir la vialiadad,lo que continuó por más de una hora.

Tras los hechos, el IQT realizó al día siguiente revisiones aleatoreas a los vehículos para detectar a quienes prestaban un servicio perteneciente a alguna aplicación, operativo en el cual los mismos operadores de taxis amarillos se sumanron, pues detenian a diversos vehículos para que fueran revisados por personal del IQT, sin embargo algunos usuarios, mostratron a través de redes su descontento así mismo, difundieron videos donde algunos sujetos agredieron tanto a taxistas ejecutivos como a los mismos usuarios.

Ante ello ciudadanos ingresaron una petición, con la leyenda «fuera los taxis amarillos», para que los ciudadanos firmen en contra estos.

Aseguran que los taxistas no estan autorizados para emprender ningún tipo de revisión, pues están violentando el artículo 16 de la constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en donde indica:
«Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento…»

De acuerdo a dicha iniciativa, los ciudadanos están cansados de los abusos de parte de los taxistas, así mismo señalan que como usuarios son libres de elegir el servicio y que no pueden ser obligados a utilizar algún servicio de transporte. Piden a la autoridades pongan orden.

Hasta el momento más de 17 mil personas han firmado la petición.