ESTADOS UNIDOS, 7 de febrero 2017.- Tiene 63 y sus hijas, sin ninguna discusión, bien podrían pasar por sus hermanas, es Christie Brinkley, la icónica rubia estadunidense que en la década de los 80 se robó el corazón del músico neoyorquino Billy Joel y hasta se lo llevó al altar, y que ahora posa en traje de baño junto a sus pequeñas para la nueva edición de la revista Sports Illustrated. Informa Excelsior.

«Lo primero que pensé fue, ‘¿A mi edad? ¡No lo puedo creer!'», dijo Christie a la revista People y agregó «Cuando cumplí 30, dije: ‘¡Esta será la última vez que pose en traje de baño!’. Cuando esta edición salga, tendré 63».

Lee más AQUI