GUADALAJARA, Jal., 28 de mayo de 2017.- La era Jorge Vergara en Chivas alcanzó su cúspide este domingo, cuando su equipo, en su casa y con su gente, logró el doblete en el futbol nacional, al campeonar en liga tras conseguir la copa en abril pasado.

Los felinos, con la considerada mejor plantilla del futbol de México, conformada por jugadores de Francia, Argentina, Chile, Colombia Perú y algunos mexicanos, vio como se coronó el mexicanísimo.

Las banderas rojiblancas ondeaban impulsadas por el fuerte viento que soplaba en el Estadio Chivas, al 17′, cuando Guadalajara, en su primera llegada de peligro provocó un temerario grito de gol: Alan Pulido, dentro del área y por derecha, midió un pase bombeado, le pegó de parte interna y de aire, con el impulso de su afición y cruzó la pelota que rodó dentro de las redes de Tigres para el 1-0.

Al 64′, parecía que Tigres aguaba la fiesta tapatía: Aquino recibió por derecha, en zona de peligro, y tiró diagonal de la muerte a Gignac, quien cerca del manchón penal remató, pero mandó el balón a la tribuna.

Cinco minutos después, Guadalajara respondió y se adueñó del trofeo del Clausura 2017, cuando después de un mal despeje de los visitantes, el esférico le quedó muerto, en los linderos del área, al Gallito, quien, con la parte externa del pie derecho, le pegó, rebotó en un rival, fue al palo, pero se terminó colando bajo los tres palos de Tigres para el 2-0.

El cierre fue dramático gracias a un gol de Ismael Sosa, quién desde fuera del área, al 89′, controló la pelota, se dio media vuelta, le pegó cruzado y sacudió las redes para el 2-1 en la vuelta de la final.

El árbitro agregó cinco minutos, ay mamita, pero no fueron suficientes para empatar, aunque a Tigres no le marcaron un penal claro y el marcador global terminó 4-3, Guadalajara festeja y alcanza a América como máximo ganador de ligas, en la era profesional, con 12.

Con información de Quadratín CDMX