MÉXICO, 14 de julio 2020.- El éxito de las exportaciones de aguacate es el ejemplo que inversionistas chinos buscan replicar con otros productos mexicanos y con ello acercar a pequeñas y medianas empresas (pymes) al mercado internacional.

Entre 2012 y 2018, las exportaciones de aguacates a China crecieron 119.4%, al pasar de 264 millones a 31,529 millones de dólares, de acuerdo con la Secretaría de Economía. Su éxito se dio gracias a que la apertura del mercado en esa nación permitió que los chinos conocieran cómo consumirlo.

A través de la aceleradora TOJOY, se buscará que los pequeños negocios mexicanos se pongan en contacto con al menos 700 mil potenciales inversionistas en China con el fin de acercar sus productos y establecer nexos con el mercado más grande del mundo.

Sergio Ley, presidente de la sección Asia-Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (COMCE), expuso en videoconferencia tres grandes limitantes para acceder a ese mercado oriental: el desconocimiento de los productos desde aquel país, las dudas sobre cómo vender y la falta de financiamiento.

“No saben qué esperar en ese mercado, ni cómo hacer negocios en Asia en general pero especialmente en China. Creen que hacer negocios en China es lo mismo que en EU o donde más puedan. En China, el punto es competir para ganar una parte del mercado, es algo que toda compañía que quiera entrar a China tiene que advertir”, expuso.

Con información de Forbes