QUERÉTARO, Qro., 13 de enero 2020.- En el marco de la Conferencia de Invierno 2020 que realizó la Asociación Americana de Correccionales (ACA), se realizó la entrega de la certificación al Centro Penitenciario 3 Varonil de San Juan del Río, por cumplir con los 138 estándares internacionales, enfocados a: seguridad, protección, orden, cuidado, programa y actividades, justicia, administración y gestión.

Con ello, ya suman cuatro Centros Penitenciarios certificados de los cinco que hay en el estado, esto bajo la aplicación del Modelo Cosmos Penitenciario, en el que se privilegia el respeto a los Derechos Humanos de las Personas Privadas de la Libertad.

En la misma reunión se otorgó la recertificación del Centro de Internamiento y Ejecución de Medidas para Adolescentes CIEMA, luego de que ambos Centros fueran evaluados en el mes de noviembre.

A la Conferencia que se llevó a cabo en San Diego, California, acudió el comisionado Estatal del Sistema Penitenciario, Miguel Ángel Contreras Álvarez y el director del CIEMA, Rubén Darío Gómez Mata.

La Embajada de EU informó que durante su Conferencia de Invierno, la Asociación de Correccionales Americanas (ACA), reacreditó formalmente a 12 instituciones penitenciaras de México y acreditó, por primera vez, a dos centros penitenciarios: El Hongo I Tecate, Baja California y el Establecimiento Penitenciario Distrital Jerez en Zacatecas, con apoyo de la Iniciativa Mérida. Adicionalmente y de manera independiente, el estado de Querétaro logró la acreditación inicial del Centro Penitenciario CP3 Varonil, mientras que el estado de Chihuahua reacreditó el Centro de Reinserción Social Estatal No. 8 de Guachochi y su Centro de Reinserción Social Estatal No. 2.

Con este anuncio, 98 instituciones penitenciarias mexicanas han recibido la acreditación internacional con apoyo de la Iniciativa Mérida. De manera adicional a las acreditaciones y reacreditaciones comentadas, los Gobiernos de Guanajuato y Nuevo León presentaron talleres sobre la Ley Nacional para el Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes en México y el Penal de Topo Chico: De la obscuridad a la luz, respectivamente.

Para obtener acreditación por la ACA, las instituciones penitenciarias deben cumplir con 137 estándares en materia de: protección, seguridad, orden, atención médica y nutrición, actividades y programas de reintegración, manejo y administración, así como justicia. Las instalaciones deben demostrar un cumplimiento continuo de dichos estándares durante cada periodo de acreditación de tres años.

El brindar asistencia a las penitenciarías que existen en México para que logren la acreditación internacional de sus instalaciones es una parte fundamental del apoyo que se otorga para lograr la reforma de las correccionales bajo la Iniciativa Mérida. Además de acreditación básica, los Estados Unidos también apoya los esfuerzos de la CNDH y del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) para certificar al personal penitenciario en las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mandela).

El programa también incluye cursos de capacitación para agentes penitenciarios en temas que incluyen: respuesta de emergencia, el traslado de personas de alto riesgo, gestión de instituciones penitenciarias, identificación de grupos que amenazan la seguridad, certificación de agentes penitenciarios, así como donaciones de distintos tipos de equipo. Todas las actividades están diseñadas a fin de complementar las medidas del Gobierno de México dirigidas a proporcionar ambientes más seguros, protegidos y humanos para los internos y todo el personal que conforman las correccionales.