QUERÉTARO, Qro., 14 de octubre de 2019.- Entre 50 y 60 pequeños negocios en el primer cuadro de la capital queretana se ven afectados en su patrimonio por la práctica del robo hormiga pues a pesar de que se han incrementado las medidas de seguridad con las autoridades municipales el sistema de justicia es laxo ante la reincidencia, señaló Alfonso González Hurtado presidente de la Asociación de Comerciantes Establecidos del Centro Histórico.

El representante de dicha organización, expresó que hoy en día existe una modalidad de vigilancia con las autoridades municipales que consiste en que los policías acuden a los comercios para que se firme una bitácora tanto por parte de los elementos como de los responsables de los negocios, esto para garantizar se están realizando operativos de vigilancia y que la presencia policial desaliente los actos delictivos, sin embargo, la práctica de robo hormiga continúa siendo visible.

González Hurtado opinó que es el propio sistema de justicia el que impide que se mitigue esta práctica ilegal, pues las penas son muy laxas. Es por esto, que consideró que es necesario que la reincidencia en el robo debería de catalogarse y castigarse como si fuera un delito grave.

“Tenemos videos de gente que hasta son familias completas que viven de eso, roban en Antea y después se van a robar al centro y son pandillas que se dedican a vender eso (…) en el Centro Histórico a 50 o 60 negocios les roban cada mes, en los Oxxos o tiendas de conveniencia ya tienen considerado incluso un 10% de merma de robo hormiga, ya llegaron a ese extrema” dijo.