QUERÉTARO, Qro., 29 de julio 2021.- Alejandro Carlos Castro Sánchez, presidente ejecutivo de la Asociación ALE IAP, advirtió que la pandemia provocó la caída en los trasplantes que realizan todas las instituciones del país, por lo que urgió a que, en el caso de Querétaro, el nuevo Hospital General se convierta en un Hospital Regional para Trasplantes. No se pueden realizar trasplantes en lugares que atiendan a pacientes Covid.

Reveló que en el 2020 Querétaro tuvo 62 donadores de órganos que beneficiaron a quienes requerían de esa ayuda en lugares como Aguascalientes e Hidalgo, pero carecer de un hospital destinado para los trasplantes impidió que algún paciente de Querétaro se lograra beneficiar.

La entidad destacó por una donación multiorgánica que desde San Juan del Río ayudó a pacientes de diferentes entidades, incluso un corazón ayudó a dar una nueva oportunidad de vida a alguien en Nuevo León.

En Querétaro únicamente se pudieron efectuar 40 trasplantes en el 2020, cifra muy por debajo de los 168 del 2019.

Carecer de hospitales exclusivos para trasplantes impactó a todos los organismos que se especializan en ayudar en esos procedimientos, incluso el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se vio impactado, pues en el 2019 efectuó 3 mil 10 trasplantes a nivel nacional, mientras que en el 2020 la cifra bajó a 761.

Fundación Ale quería por lo menos realizar 100, pero cerró ese año con 33, pese a que gestionó con hospitales privados que no atienden pacientes Covid que se realizaran en ellos los procedimientos.

La tercera ola de contagios genera nueva preocupación, de ahí el llamado a las autoridades para que destinen espacios para trasplantes, en los que también se podrían atender a pacientes crónico degenerativos.