GUADALAJARA, Jal., 1 de junio de 2020.-Hay buenas noticias para Benjamín Galindo. A cuatro días del delicado procedimiento quirúrgico al que fue sometido, tras sufrir un derrame cerebral, evoluciona de forma satisfactoria. Se mantiene estable y ya sin sedantes, por lo que empieza a despertar poco a poco.

El pronóstico de los médicos es optimista, aunque advierten que no se pueden bajar la guardia, pues aún no está 100 por ciento fuera de peligro.

“En cuanto al proceso de la enfermedad del señor Benjamín Galindo, él ingresó el jueves en la mañana por un coágulo que obstruyó el flujo de sangre en una arteria del cerebro, la arteria cerebral media, provocando que tenga esta enfermedad. Al llegar aquí se le hacen los estudios pertinentes y por la evolución, se decide realizarle un cateterismo para quitarle ese coágulo. Se decide después, con base a la evolución que presentaba el señor Benjamín, operarlo y poder de esta manera preservar su vida”, explicó ‪este lunes‬ Alejandro Fonseca, neurólogo encargado de la operación.

Más información Aquí