BAGDAD, 30 de mayo 2017.- Una gran explosión perpetrada por el grupo extremista Estado Islámico en el exterior de una popular heladería del centro de Bagdad de noche y un coche bomba durante la hora punta de la mañana del martes en la capital iraquí causaron al menos 31 muertos, dijeron funcionarios. Informa AP.

Los ataques se producen mientras la milicia radical continúa perdiendo territorios ante las fuerzas iraquíes, respaldadas por Estados Unidos, en la batalla por Mosul, la segunda ciudad del país.

Los extremistas suníes recurren cada vez más a ataques de tipo insurgente para desviar la atención de sus pérdidas.

Una explosión nocturna ante una heladería del concurrido vecindario de Karrada de la capital iraquí dejó 17 fallecidos y 32 heridos, señalaron policías y funcionarios sanitarios.

Más información AQUÍ